Arquitectura Marplatense de principios del siglo XX Las grandes Villas Veraniegas: “Villa Victoria Ocampo”

Arquitecta Carina Ikasovic

Son muchas las villas veraniegas construidas a principios del siglo XX en Mar del Plata por las familias aristocráticas porteñas, pero una de ellas se destaca no solo por su moderna construcción sino también por su estilo exótico y su función cultural. Estoy hablando de Villa Victoria Ocampo.

Villa Victoria es una mansión ubicado en la manzana que rodean las calles Arenales, Lamadrid, Saavedra y Matheu, en el Barrio Los Troncos de Mar del Plata. En la antigua Loma del Tiro a la Paloma.

Fue construida en sus comienzos como residencia de vacaciones por la aristocrática familia Ocampo en 1912 como un regalo de Manuel Ocampo a su esposa Francisca Ocampo de Ocampo, tía abuela y madrina de Victoria Ocampo a quien le fue heredada.

La casa fue adquirida en Inglaterra a la firma Boulton & Paul Ltda, trasladado en barco hacia Argentina y armado sobre una estructura de hierro siguiendo las instrucciones de un catálogo.

La casa principal está acompañado además con la casa de los caseros, de estilo francés y la casa cochera y servicios de estilo italianizante construidas en 19113 por el ingeniero Ocampo, padre de Victoria.

¿Cómo es la Villa Ocampo?

La estructura de la Mansión es de parantes y travesaños de madera. El exterior es de machimbre inglés y el interior también de tablas, lleva un revestimiento de arpillera sobre el que se colocó el empapelado en las habitaciones.

Las aberturas llevan excelentes herrajes de bronce y todas las externas llevan celosías, cosa poco común en las casas marplatenses.

La cocina es un artefacto de hierro que funciono a carbón, luego adaptado a gasoil y un enorme tanque proveía el servicio de agua caliente.

La casa totalmente de madera cuenta con 2 niveles, techado con placa de fibrocemento. La chimenea de la cocina, el muro perimetral,, los escalones de acceso a la galería y algunos pisos de baldosas son los únicos elementos no construidos en seco. Originalmente, el parque tenía 2 hectáreas uno de los cuales fue vendida para solventar gastos.

Victoria Ocampo le heredó en la década del 20 convirtiéndola en un lugar de puertas abierta para escritores y amigos del país y del exterior.

Estuvieron en ello: María Rosa Olivar, Enrique Pezzoni, Eduardo Mallea, Jorge Luis Borgues, Brioy Casares, Waldo Frank, Roger Callois, Gabriela Mistral, entre otros.

Villa Victoria fue donada por su propietaria a la UNESCO.

A su muerte el 27 de enero de 1979 el organismo internacional decide rematar la residencia veraniega y sus muebles. Pero a principio de 191 la Municipal de General Pueyrredón compra a Villa Victoria y desde entonces en ella funciona el Centro Cultural Villa Ocampo.
“Te escribo como siempre para quejarme y decirte que la vida es estúpida, el mundo injusto, el destino ciego, la sociedad idiota y nada más… tengo casi todo lo que se puede tener, una cosa me molesta, la inteligencia”. Frase de Victoria Ocampo.