Historias de Vida

DEJAR

Dejar que caiga igual que las mañanas, como las horas que se pasan. Dejar, como un cuento en las palabras, o brisa inquieta sin formas, sin aire, sin sentidos, dormido, suspendido. Dejar el cuerpo herido […]